fbpx

Kinevet

Adelfas, una planta peligrosa

Adelfas, una planta peligrosa

LA INTOXICACIÓN POR ADELFAS ES UNA VERDADERA URGENCIA DE VIDA O MUERTE PARA EL ANIMAL,  por lo que hay que acudir sin vacilación rápidamente al veterinario más cercano.

La ingestión de cualquier parte de la Adelfa (raíces, tallos, hojas, flores, semillas, fruta, savia, y el néctar) y/o del agua que está en contacto con ella, se considera una urgencia grave, ya que las adelfas contienen una sustancia tóxica que afecta de forma grave a la funcionalidad del corazón, pudiendo llegar a producir la muerte del animal.

Estas sustancias tóxicas se denominan glucósidos cardiacos y afectan, además del sistema cardiovascular , al aparato gastrointestinal y al sistema nervioso.

ESPECIES AFECTADAS:  La gran mayoría de las especies animales, incluidos los humanos.

SÍNTOMAS:

Aparecen de 30 minutos a varias horas después de la ingestión.

  • Salivación excesiva
  • Letargia y somnoliencia
  • Debilidad
  • Temblores
  • Ataxia (mala coordinación)
  • Convulsiones
  • Vómitos
  • Dolor abdominal
  • Diarrea
  • Dilatación de las pupilas (Midriasis)
  • Hipoglucemia (bajos niveles de glucosa)
  • Alteraciones cardiacas muy graves (taquicardia, bradicardia, arritmias, bloqueos cardiacos, fibrilaciones)
  • Cambios en la presión arterial (hipotensión o hipertensión)
  • Deshidración
  • Choque
  • Muerte

Mecanismo de acción (información para veterinarios)

Los glucósidos cardiacos inhiben la bomba de ATPasa de sodio / potasio, causando hipercalemia y también aumento de calcio intracelular que conduce a la despolarización temprana, irritabilidad cardíaca y arritmias.

Además, también disminuyen el tono simpático y aumentan el tono vagal, produciendo bradicardia y bloqueo cardíaco.

PRONOSTICO:

Reservado, dependiendo de la cantidad de toxinas ingeridas, tiempo en que se tardó en recibir tratamiento y gravedad de las arritmias cardiacas.

 

 

Deja un comentario

Cerrar Menú
×
×

Carrito